TARTA O MUFFINS RED VELVERT

Recetas

29 de Enero de 2021

 

INGREDIENTES   

Para el bizcocho: 

  • 120 ml de aceite suave
  • 320 g de azúcar blanco
  • 2 huevos de tamaño mediano
  • 2 cdas. de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cdta. de colorante en pasta rojo
  • 3 cdtas. de vainilla en pasta
  • 250 ml de leche entera
  • 2 cdtas. de zumo de limón
  • 300 g de harina
  • 1 cdta. de bicarbonato sódico
  • 2 cdtas. de vinagre blanco

Para la cobertura de crema de queso:

  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300 g de azúcar glas
  • 125 g de queso crema

 

 

PREPARACIÓN

 

Preparación del bizcocho:

Como en estos momentos, debido al Covid-19, sanidad nos aconseja el servicio de comidas en platos individuales, hemos hecho nuestra receta de hoy en formato Muffins aunque también la puedes elaborar en forma de tarta. Aquí te dejamos los moldes de Dr. Oetker y Zenker para cualquiera de los dos formatos, ¡éxito asegurado!

Molde de repostería redondo con base antigoteo para no ensuciar el horno – Molde desmontable. Moldes de repostería para muffins – Molde individual

¡Vamos a comenzar con la preparación del bizcocho! En un bowl vertemos la leche, añadimos la cucharada de vinagre y removemos bien dejando después reposar durante 15 minutos. En otro recipiente batimos la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente) junto con el azúcar ayudándonos de una batidora eléctrica hasta que obtengamos una masa cremosa y homogénea. A continuación, vamos incorporando los huevos de uno en uno y seguimos batiendo, y posteriormente añadimos el extracto de vainilla y el colorante rojo suficiente para que el bizcocho tenga un color espectacular.

Para empezar, mientras preparamos nuestra tarta, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Y ahora sí, comenzamos con la preparación del bizcocho. Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar diez minutos. A parte, tamizamos la harina con el cacao para usarlo en el siguiente paso.

A continuación batimos el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén perfectamente integrados. Batiendo a velocidad baja, agregamos la harina con el cacao, alternándola con la leche, es importante que la velocidad sea bajita para que no se nos estropee la masa. En un vasito aparte mezclamos el bicarbonato con el vinagre y cuando burbujee lo agregamos a la masa. Ahora ya, agregamos el colorante rojo y la vainilla a la masa y lo mezclamos todo bien.

¡Pasamos a los moldes! Reparte la masa en el molde que hayas elegido, bien en los moldes de muffin o en el de bizcocho redondo, y llévalo al horno durante 25-30 minutos o hasta que los bordes del bizcocho se hayan separado levemente de las paredes del molde y al introducir un palillo, éste salga limpio, no se adhiera. Dejamos reposar los bizcochos sobre una rejilla y desmoldamos cuando se hayan templado para evitar que se estropee. Dejamos enfriar los bizcochos por completo sobre una rejilla o enfriador de bizcochos como este - rejilla.

 

Preparación de la cobertura:

Ya sólo nos quedaría preparar la cobertura, en este caso hemos elegido la crema de queso que le dará un sabor especial. Tamizamos el azúcar glas y lo batimos junto con la mantequilla hasta que la mezcla esté totalmente blanca y haya doblado su volumen. Agregamos el queso crema y batimos durante 5 minutos más hasta que todo esté totalmente integrado y fusionado.

¡Para terminar pasamos al montaje! En el caso de que hayas elegido los muffins sólo tendrás que poner la crema a modo de topping con la ayuda de una manga pastelera. Y en el caso de haber elegido el formato tarta deberás laminar el bizcocho, si no tienes laminador aquí te dejamos uno: Laminador de tartas. Comenzamos a montar la tarta poniendo el primer corte de bizcocho sobre el plato a servir (en el caso de nuestro molde puedes servir directamente desde su base) con la ayuda de una cuchara pondremos crema al gusto y la repartimos / alisamos un poquito con ayuda de una espátula. Seguimos con una segunda lámina de bizcocho y cubrimos de nuevo con una capa de crema. Finalmente ponemos el último corte de bizcocho y pasamos a cubrir toda la tarta con una capa muy fina de crema y refrigeramos la tarta durante 30 minutos para que la cobertura coja consistencia. Pasado ese tiempo pondremos una capa más gruesa de crema cubriendo de nuevo toda la tarta y le daremos el acabado deseado con la ayuda del alisador. Aquí te recomendamos un alisador de tartas de Dr. Oetker.

 

¡El equipo de marketing de Fackelmann te desea una feliz cena de San Valentín!

 

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.